El tren (Paula Ortega López)

Y otra vez se encontraba mirando por aquella ventana, viendo como avanzaba el tren a toda velocidad. Otra vez viendo pasar el paisaje sin tener tiempo de apreciarlo. Una lagrima rodó por su mejilla y sin darse cuenta ya había otra, y otra más. Y antes de poder evitarlo ya estaba otra vez llorando en un tren, diciendo adiós, imaginando lo diferente que sería su vida si no tuviera que irse otra vez, si no tuviese que marcharse dejando atrás todo lo que le importaba. Otra vez.
Y mientras tanto, el tren  seguía corriendo, como su tiempo, y el paisaje seguía pasando rápidamente frente a sus ojos, como su vida, sin que fuese capaz de disfrutarla.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario