UNA TESELA VIRTUAL (PABLO GALEGO V.)

Entenderás que te diga que no mires que estoy desnudo. Si ya lo has hecho no te escondas y mírame. No pienses que tengo algo que ocultar,  pues no hay el dónde ni el qué, pero si tienes mucha imaginación, tócame.Toca la pantalla.
Sí; tengo muchas cosas que contarte, algunas que escribir y nuevos libros que leer.
He adquirido un Sitio o web con el fin de hacer un pequeño recordatorio vital, invadir, tomar o hacer mío un nanoespacio o Tesela Virtual; una página en la Nube.
Tener otra memoria, no sólo en el disco duro, el externo o el ajeno, sino en la Nube; el Sitio donde antes habitabas para soñar, escapar a otra realidad onírica e incluso pensar; un espacio de libertad íntimo para todos.
Ahora un exiguo e infinitésimo nanoespacio de este sitio es sólo mío, pagando, y vea quien quiera o pase por aquí.
Esto te permite equivocarte y exhibirlo simultáneamente.
Ya no quedan espacios gratuitos para soñar.
Nos quedan los sueños, funámbulos virtuales, que gravitan entre lo público o compartido, lo íntimo o privado.
He comprado una tesela e ignoro dónde colocarla en este Mosaico Virtual Desconocía que para soñar hace falta Internet.
Volveré para que me cambien la tesela por un Libro.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario