Universos paralelos (KIM)

Uno: Me levanto de la cama, me ducho y visto con rapidez. Desayuno tostadas con café. Las prisas me queman la lengua. Cierro de un portazo y subo al coche. Una, dos, el motor no arranca. A la tercera sí. Me incorporo a la avenida. Paro en el semáforo. Del banco de la esquina sale un atracador. Dispara y se sube a un coche. Huye. Se salta el semáforo y un autobús le arrolla. Se abalanzan sobre mí. Muero.
Dos: Me caigo de la cama, despierto y me visto con lo de ayer. Desayuno galletas. A las prisas no le gustan. Subo al coche y arranco. Llueve. Al final de la avenida dejo el coche en doble fila para ir al banco de la esquina. Entro. Hay un hombre armado. Huyo. Se pone nervioso y dispara. Muero.
Tres: Me levanto de la cama. Me ducho y olvido cepillarme los dientes. Desayuno un sándwich de jamón. Se me atragantan las prisas. Me asfixio. Muero.
Cuatro: Me levanto de la cama y me ducho muy rápido. Me lavo los dientes mirándome al espejo. Mi propio reflejo me guiña un ojo. Me asusto. “Serán las prisas”, pienso. Observo inquieto mi reflejo. Este apoya su mano en el espejo. Retrocedo, pero no me da tiempo. Su brazo atraviesa el cristal y agarrando mi garganta dice:
–¡Muérete de una vez!

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario

Deja un comentario