Viajando por Marruecos (Juan Carlos Delgado Antolín)

Volvíamos de Fes, de conocer su medina y el color y el olor de sus calles y sus gentes, donde el cuero curtido compite con la más aromática de las especias sin solución de continuidad. Los días habían sido calurosos y las noches frescas, lo que nos permitió poder descansar y disfrutar de la charla relajada al anochecer. Nos dirigíamos a Chaouen intercambiando animadas anécdotas del viaje, los contrastes, lo novedoso, lo exótico,… Pero al atravesar una pequeña población cerca de la antigua frontera entre los extintos Marruecos Español y  Francés, surgió la muerte en forma adolescente. Una adolescente yacía en medio de la calzada atropellada por una camioneta. Su pequeño cuerpo reflejaba el cambio de la vida a la muerte, donde había futuro, ahora sólo existía pasado; donde había alegría, ahora sólo existía tristeza, y el dolor atravesaba el pecho de unos padres desconsolados y llorosos, en los alrededores unas cabras sueltas y asustadas vagaban sin rumbo fijo.
En el coche se hizo el silencio y un sentimiento de impotencia e incredulidad lo invadió todo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario