Vidas pisadas (Cristina Núñez)

Mi padre se llama como yo… ¿o eso fue en mi vida anterior? Cierro los ojos en un intento vano de recordar tan solo mi nombre. Las órdenes de arriba fueron claras, podía tener cuántas vidas quisiera, pero si mis errores me delataban, todo habría terminado. Demasiadas vidas pisadas. Un exceso innecesario de recuerdos grabados en unas retinas viejas, presas en un mundo de contrastes. Dudo que nadie pueda algún día redimirme de mis pecados. He sido fusilado y yo mismo he disparado un fusil. Víctima y verdugo. Opresor y oprimido. A veces refugiado, otras  arquitecto de fronteras. Guerras, orgías y soledad. He disfrutado amores de verano y sufrido odios que no entienden de estaciones. Vagabundo o marqués. Perdí la cuenta de las vidas que quité y de las personas a las que amé. Buen padre a ratos y también un miserable. He sido cristiano y musulmán. Carnívoro y vegetariano. Naufrago o pirata. Me he ahogado en el mar y en espuma de cerveza. He confundido sueños con realidades. He tocado el cielo y me he hundido en el fango. He sido viejo y he sido niño. Inocente o pícaro.
El sonido del teléfono me devuelve a esta vida.
–       ¿Dígame?
–       ¿Está Juan?
–       ¿El padre o el hijo?

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario