Viejo leyendo en el subte (Luis Gotfryd)

El viejo levantó los ojos del libro que estaba leyendo y se dio cuenta que la próxima era su estación.
En la estación siguiente bajó dificultosamente del subte repleto. Fue el único que bajó.
Cuando el subte se alejó, las luces del andén se apagaron. La oscuridad era total. El ruido del tren se fue alejando, hasta que reinó un silencio mortuorio. Con sus manos se ayudó para encontrar el camino. Entró al pasillo descendente tanteando una de sus paredes.
A medida que el pasillo se internaba más en la tierra las paredes estaban cada vez más calientes.
Al llegar a su destino, abrió de una patada las rejas que ardían al rojo vivo.
Lo recibió quien él imaginaba.
― Desvestite ― le dijo.
El viejo se desvistió y  se convirtió en cabra.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario